¿Qué es el aceite de CBD?

¿Qué es el aceite de CBD?

CBD para descansar y dormir mejor

El aceite de CBD es la forma más supernatural de probar el CBD. Su forma más básica, pero la que mejor expresa sus propiedades más beneficiosas y con mayor afinidad con el organismo.

El complemento perfecto para una vida saludable. Gracias a sus propiedades calmantes, relajantes y antioxidantes, puede ayudarnos a recuperar el equilibrio natural de nuestro organismo, aliviar estrés, controlar la ansiedad o mejorar nuestros hábitos y la calidad de nuestro sueño.

El aceite de CBD es la forma más supernatural de probar el CBD. Su forma más básica, pero la que mejor expresa sus propiedades más beneficiosas y con mayor afinidad con el organismo.

El complemento perfecto para una vida saludable. Gracias a sus propiedades calmantes, relajantes y antioxidantes, puede ayudarnos a recuperar el equilibrio natural de nuestro organismo, aliviar estrés, controlar la ansiedad o mejorar nuestros hábitos y la calidad de nuestro sueño.

Super Natural Oils

Recupera tu equilibrio natural con nuestros aceites de CBD

Super Natural Oils

Recupera tu equilibrio natural con nuestros aceites de CBD

Aceite de CBD, un aliado supernatural contra el estrés y el insomnio

¿Cómo elegir el mejor aceite de CBD para ti?

TU NECESIDAD

El aceite de CBD puede ayudar con tus problemas de estrés, ansiedad, falta de sueño o incluso los problemas derivados de la regla y otro tipo de dolores. Dependiendo de la intensidad de tu necesidad, deberás usara un aceite de menor o mayor concentración de CBD.

LA CONCENTRACIÓN

De forma orientativa, para problemas de estrés, ansiedad o insmonio se recomienda una concentración menor, entre el 3% y el 10%, mientras que en el caso de un dolor localizado se recomienda una dosis o concentración mayor, entre el 10% y el 30%.

Aceite de CBD, un aliado supernatural contra el estrés y el insomnio

¿Cómo elegir el mejor aceite de CBD para ti?

TU NECESIDAD

El aceite de CBD puede ayudar con tus problemas de estrés, ansiedad, falta de sueño o incluso los problemas derivados de la regla y otro tipo de dolores. Dependiendo de la intensidad de tu necesidad, deberás usara un aceite de menor o mayor concentración de CBD.

LA CONCENTRACIÓN

De forma orientativa, para problemas de estrés, ansiedad o insmonio se recomienda una concentración menor, entre el 3% y el 10%, mientras que en el caso de un dolor localizado se recomienda una dosis o concentración mayor, entre el 10% y el 30%.

Uso Externo

Para tratar la piel o para dolores localizados: humedecer el rostro y las manos antes de aplicar media pipeta sobre la zona que se desea tratar. Distribuir con los dedos mediante golpecitos suaves o un masaje suave. Se puede combinar con cremas hidratantes o bálsamos calmantes, para potenciar su efecto.

Uso ingerido

Para recuperar nuestro equilibrio natural, se recomienda aplicar de 3 a 10 gotas debajo de la lengua, una o dos veces al día, y esperar 1-3min antes de tragar. Lo ideal es que tú mism@ vayas regulando la dosis, en función del efecto que produzca en ti. El CBD no es adictivo ni tiene ningún efecto secundario grave.

En cualquier caso, no olvides consultar siempre con tu médico si estás tomando cualquier otra medicación.

De acuerdo a la regulación vigente en España, los aceites de CBD son de uso tópico pero en países como Canadá o EEUU el uso ingerido si está regulado.

El aceite de CBD, fuente de bienestar por dentro y por fuera

Uso externo

Para tratar la piel o para dolores localizados: humedecer el rostro y las manos antes de aplicar media pipeta sobre la zona que se desea tratar. Distribuir con los dedos mediante golpecitos suaves o un masaje suave. Se puede combinar con cremas hidratantes o bálsamos calmantes, para potenciar su efecto.

El aceite de cbd contra el estrés, la ansiedad o el insomnio

Uso ingerido

Para recuperar nuestro equilibrio natural, se recomienda aplicar de 3 a 10 gotas debajo de la lengua, una o dos veces al día, y esperar 1-3min antes de tragar. Lo ideal es que tú mism@ vayas regulando la dosis, en función del efecto que produzca en ti. El CBD no es adictivo ni tiene ningún efecto secundario grave.

En cualquier caso, no olvides consultar siempre con tu médico si estás tomando cualquier otra medicación.

De acuerdo a la regulación vigente en España, los aceites de CBD son de uso tópico pero en países como Canadá o EEUU el uso ingerido si está regulado.

Aceite de CBD no es lo mismo que aceite de cáñamo

El aceite de CBD, aunque tiene un origen común, es un producto muy distinto del aceite de cáñamo o de semillas de cáñamo. El extracto de CBD se extrae de las flores, no de las semillas de la planta, que es donde se encuentra la mayor concentración de cannabinoides y, por tanto, de CBD. A continuación, este extracto se mezcla con un aceite vehículo, como puede ser el aceite de oliva, de coco, aceites MCT o, incluso, el propio aceite de semillas de cáñamo.Es a este producto final al que se conoce como aceite de CBD.

Aunque tienen ciertos paralelismos en su formulación, como en el contenido de ácidos grasos esenciales, entre otros, el protagonismo en este aceite, como su nombre indica, se lo lleva el CBD. El CBD es uno de los más de 100 cannabinoides presentes en la planta del cannabis (el cáñamo es una variedad del cannabis, no lo olvidemos), y es uno de los más conocidos y estudiados. No tiene efecto psicotrópico alguno, no es adictivo y no presenta efectos secundarios de consideración.

Como ya hemos contado, el CBD no solo no tiene un efecto nocivo, sino que tiene propiedades muy beneficiosas para el organismo y, por supuesto, para nuestra piel. Entre estas propiedades se encuentran sus efectos antiinflamatorio, analgésico y antioxidante, que explican a la perfección sus potentes propiedades contra el estrés, la ansiedad, el insomnio o ciertos tipos de dolor crónico.

El aceite de semillas de cáñamo, aunque beneficioso tanto a nivel cosmético como por su altísimo valor nutricional, no alcanza la profundidad y la potencia del aceite de de CBD, por lo que no podemos hablar de este para temas vinculados a nuestro estado emocional o tratamiento del dolor.

Aceite de CBD no es lo mismo que aceite de cáñamo

El aceite de CBD, aunque tiene un origen común, es un producto muy distinto del aceite de cáñamo o de semillas de cáñamo. El extracto de CBD se extrae de las flores, no de las semillas de la planta, que es donde se encuentra la mayor concentración de cannabinoides y, por tanto, de CBD. A continuación, este extracto se mezcla con un aceite vehículo, como puede ser el aceite de oliva, de coco, aceites MCT o, incluso, el propio aceite de semillas de cáñamo.Es a este producto final al que se conoce como aceite de CBD.

Aunque tienen ciertos paralelismos en su formulación, como en el contenido de ácidos grasos esenciales, entre otros, el protagonismo en este aceite, como su nombre indica, se lo lleva el CBD. El CBD es uno de los más de 100 cannabinoides presentes en la planta del cannabis (el cáñamo es una variedad del cannabis, no lo olvidemos), y es uno de los más conocidos y estudiados. No tiene efecto psicotrópico alguno, no es adictivo y no presenta efectos secundarios de consideración.

Como ya hemos contado, el CBD no solo no tiene un efecto nocivo, sino que tiene propiedades muy beneficiosas para el organismo y, por supuesto, para nuestra piel. Entre estas propiedades se encuentran sus efectos antiinflamatorio, analgésico y antioxidante, que explican a la perfección sus potentes propiedades contra el estrés, la ansiedad, el insomnio o ciertos tipos de dolor crónico.

El aceite de semillas de cáñamo, aunque beneficioso tanto a nivel cosmético como por su altísimo valor nutricional, no alcanza la profundidad y la potencia del aceite de de CBD, por lo que no podemos hablar de este para temas vinculados a nuestro estado emocional o tratamiento del dolor.

¿Listo para sentir, dormir, vivir mejor?

¿Listo para sentir, dormir, vivir mejor?