Guía fácil sobre cómo tomar CBD si es tu primera vez

Tardarás en leer esto solo: 11 minutos

Mucha gente me pregunta cómo usar el CBD y cómo tomarlo. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que según dónde vivas, cada país tiene una regulación diferente. Así de particular es la regulación de un componente que al provenir de la planta Cannabis sativa L aún está estigmatizado, pero que desde que la OMS y la ONU afirmaron que es seguro y no genera adicción se está profundizando más en sus bondades terapéuticas del cannabis y el público lo está demandando.

Usar una pipeta o gotero para el aceite de CBD

Antes de seguir leyendo avisar que el CBD puede causar interacciones con algunos medicamentos, alterando su efecto, lo que puede ser contraproducente, por lo que es necesario consultar con un especialista si se está tomando medicación de algún tipo.

Popularización del CBD

El uso del CBD, y en concreto del aceite de CBD, como alternativa para aliviar el dolor, dormir mejor o controlar la ansiedad cada vez es más común. Para evitar las pastillas como el ibuprofeno y la melatonina entre otras, cada vez más gente considera el cannabis como tratamiento.

En los países donde el CBD ingerido sí está regulado, además de las cremas y aceites tópicos se pueden encontrar cápsulas, comestibles y tinturas. En España, por ejemplo, donde el uso ingerido no está regulado la legislación permite únicamente vender CBD como cosmético de uso externo. Si quieres saber más sobre la situación legal hicimos un artículo ad hoc de la mano de nuestros especialistas en Legal.

CBD como alternativa natural

En la planta de cannabis no sólo está el THC – el cannabinoide que es famoso para fines recreativos – sino que ahora se están analizando otros componentes que, como el cannabidiol, se utilizan por sus propiedades medicinales. 

Pero, ante la ausencia de una dosis universal para consumir el aceite de CBD ¿cómo puedes saber la dosis adecuada para eliminar el malestar de tu cuerpo?

No hay una dosis universal. 

Ni en los países donde el CBD ingerido está regulado, está definido exactamente qué dosis se debe tomar. Se suelen marcar rangos de miligramos de CBD por día y según los síntomas sean leves, moderados o intensos.

Rangos de malestar 

Como con otros remedios tradicionales, cada persona reacciona de manera diferente y en el caso específico de los derivados del cannabis más aún, ya que cada uno tenemos nuestro particular y único sistema endocannabinoide. Dos personas que parecen tener idénticas características pueden reaccionar de manera diferente.

“Si tu cuerpo funciona bien y tú te sientes bien, puedes ‘funcionar’ correctamente sin ayuda extra. No necesitas CBD… ni melatonina, ni aspirina…”

Si quieres suplementar con CBD: Aunque “cada persona es un mundo” se marcan unos tramos de miligramos por día, según tu dolencia sea más o menos grave. La dosis ideal para cada persona varía según múltiples factores, como el peso, la edad o la sintomatología… pero estos rangos nos ayudan a entender cuántos miligramos al día serán los que cada caso necesita.

Síntomas leves: Episodios leves de dolor, malestar, estrés o problemas para dormir.

Síntomas moderados: Episodios moderados de dolor, malestar, ansiedad o insomnio. 

Síntomas fuertes: Dolores fuertes o crónicos, mayor ansiedad y mayores problemas de sueño.

Sintomatología Miligramos CBD / día
LEVE De 5mg a 15-20mg al día
MODERADO De 20mg a 40-45mg al día
FUERTE De 45mg a 70-75mg al día

Los límites diarios de ingesta de CBD recomendados para un adulto sano varían mucho según países, por ejemplo hay fuentes como 21 Grammes (Francia) que recomiendan hasta 1-1,5mg por kilo. Es decir, si alguien de 70 kilos quiere encontrar su dosis podría llegar a los 70-100mg con sintomatología fuerte.

 

A nivel medicinal los límites son más altos pero igualmente faltan estudios y los estudios existentes aún son pioneros. Los hay que han probado la efectividad del CBD para ciertos tipos específicos de ansiedad con dosis de 300mg y hasta de 600mg pero hay que distinguir entre tratamientos agudos (quien se lo toma de forma puntual) y el tratamiento crónico, ya que se queda acumulado en el tejido graso y se va liberando poco a poco al torrente sanguíneo.

 

A nivel ingerido y/o sublingual el FDA Británico (​​Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido) estableció para adultos sanos no tomar más de 70mg de CBD al día. También recomendó a los grupos vulnerables como niños, embarazadas y lactantes que no tomen CBD.

Miligramos de CBD diarios según sintomatología

Modos de uso del aceite de CBD

Uso externo

El uso tópico es similar al de cualquier otro aceite esencial, y se aplica directamente sobre la zona dolorida o puntos estratégicos como cuello, sienes, nuca, pecho, abdomen, brazos, piernas y plantas de los pies. Todo dependerá de la dolencia a tratar.

Así por ejemplo para dormir se puede hacer un suave masaje en la planta de los pies, en las muñecas o en la sien antes de acostarte.

Para el dolor menstrual aplícalo sobre tu abdomen con un suave masaje para experimentar una sensación calmante y relajante.

Y para regular la ansiedad puedes aplicarlo sobre tu cuello o muñecas para estimular tu motivación.

Beneficios experimentados por otros usuarios:

  • Mitiga el dolor
  • Reduce las inflamaciones
  • Ayuda con el acné, el tratamiento de la psoriasis y el eccema.
  • Tratamiento de rozaduras
  • Alivio del dolor de cuello y de espalda.

El uso externo es menos eficaz que el uso ingerido/sublingual, ya que el CBD llega en menor proporción al torrente sanguíneo y, por lo tanto, al cerebro. Es útil principalmente en problemas cutáneos o dolores musculares.

Uso ingerido y uso sublingual

En países como Estados Unidos, Canadá o Reino Unido, el uso de CBD puede hacerse también a través de comestibles con CBD o aceite de CDB sublingual. En España es únicamente de uso externo y no debe confundirse con un producto para ingerir. Cualquier uso inapropiado del mismo será responsabilidad del consumidor.

 

El método ingerido tiene limitaciones. El índice de absorción de los comestibles es mucho más lento por lo que si se busca un alivio rápido y eficaz, es más recomendable el uso sublingual.

El método sublingual para consumir aceite de CBD es muy eficaz porque los cannabinoides entran en contacto con varios capilares conectados directamente con el sistema circulatorio.

La dosificación sublingual mejora la biodisponibilidad del CBD, porque las glándulas debajo de la lengua tienen ruta directa al torrente sanguíneo.

Biodisponibilidad – Es el grado en que se absorbe un medicamento u otra sustancia o en el lugar adecuado para la actividad fisiológica después de la administración.

Hay que mantenerlo debajo de la lengua mínimo 30 segundos porque si ingerimos el CBD directamente en vez de esperar antes de tragar, se diluiría su efecto, porque los capilares absorberían parte del aceite pero el resto iría a parar al sistema digestivo.

Apunte legal: De acuerdo a la regulación vigente en España, los aceites de CBD son cosméticos de uso tópico y no deben confundirse con un producto de uso sublingual. Cualquier uso inapropiado será responsabilidad del consumidor. En países como Reino Unido, Canadá, Suiza o EEUU el uso sublingual de CBD sí está regulado, recomendando dosis mayores según peso y sintomatología.

¿A qué hora del día uso el CBD?

En cuanto a cuándo tomarlo durante el día, la clave está en ser consistente con las horas. Pero que te sea fácil: es decir, tomarlo siempre a la misma hora, o repartido en varias horas. Tampoco pasa nada si fallas un día, estamos hablando de micro dosis.

 

Si usas CBD específico para el insomnio deberías usarlo por la noche antes de acostarte, pero si es algo más diario como ansiedad o irritabilidad lo ideal es repartir la dosis durante el día, por ejemplo una vez por la mañana y otra por la tarde. Si es la primera vez que tomas CBD, es buena idea dividir la dosis diaria. Por ejemplo si consumes CBD para equilibrar tu bienestar general, divide la dosis diaria en tres partes (mañana, tarde y noche) proporcionándote así constancia diaria con el CBD.

Muchas personas que toman aceite de CBD normalmente aumentan las dosis cuando sienten que se avecinan molestias para detenerlas o reducir su gravedad. Una vez que entiendas cómo responde tu cuerpo a la dosis usada, podrás subir o bajar y/o cambiar la frecuencia. 

Encuentra tu dosis

Respuesta rápida = según la sintomatología de lo que te desequilibra.

Se suele indicar que dentro del rango correspondiente (leve, moderado e intenso) las personas que pesan más kilos deben tomar más cantidad de CBD y las más livianas menos. También hay casos que necesitan más miligramos al día por otras razones, como el estado de ánimo o el ser ex/consumidor de marihuana (cannabis recreacional).

Spray vs Pipeta: El spray es la opción más fácil para los que desean una forma simple y útil de medir los miligramos de CBD que consumen sin necesidad de usar una pipeta ya que en cada pulverización hay una cantidad estudiada y estratégica de CBD.

Si decides usar un gotero tendrás que ver cuántos miligramos por gota tiene el producto (eg. 4mg o 8mg/gota) y calcular cuantas gotas necesitas para tu dosis de CBD. 

Al no existir una dosis universal -cada persona tiene la suya propia- la forma de conocer la tuya es probar: empezar con una cantidad mínima diaria (circa 10-15 mg de CBD) durante unos días y según la respuesta ir aumentando gradualmente sin superar nunca la dosis máxima diaria.

Una vez encontrada la dosis ideal ésta se mantendrá relativamente estable, ya que el CBD no causa tolerancia y no es necesario subir más la dosis para lograr los mismos efectos. 

 

Si tienes cualquier duda al respecto siempre puedes preguntar al equipo de uncanny aunque si tu dolencia no mejora te recomendamos hablar con tu médico de cabecera. Te recordamos que estos artículos -aunque confiamos que te serán de ayuda- no pueden ser tratados como un sustituto de consejos médicos o de cualquier otro profesional de la salud.

Como dicen los socios de uncanny, siempre es preferible consultar a su médico -y no al ‘Doctor Google’- si está preocupado por su salud.

Equipo de Expertos Uncanny: Moisés García

Doctor en Bioquímica y Biología Molecular (UCM 2008) con una tesis sobre el potencial neuroprotector de los cannabinoides en la enfermedad de Parkinson. Desde 2004 lleva investigando el efecto de los cannabinoides en distintas enfermedades cerebrales y en la evaluación de nuevos compuestos cannabinoides con potencial neuroprotector. Autor de más de 30 publicaciones en revistas internacionales, ha trabajado en distintas universidades nacionales y extranjeras. Comprometido con el pensamiento crítico y con la divulgación del conocimiento científico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.