¿Funciona el aceite de CBD para la fibromialgia?

Tardarás en leer esto solo: 9 minutos

La causa de la fibromialgia es  todavía desconocida. Se trata de una enfermedad que se caracteriza por un dolor generalizado en músculos y huesos y, a día de hoy, no tiene una cura específica. Sin embargo, esto no significa que no haya vías para aliviar  algunos de sus síntomas; el uso del aceite de CBD es una de estas vías.

Efectos del aceite del CBD en casos de fibromialgia

Para explicar cómo actúa el aceite de CBD o cannabidiol en las personas que padecen de fibromialgia (entre un 2% y un 6% de la población, especialmente mujeres), lo primero que hemos de tener en cuenta es cuáles son los síntomas de esta enfermedad.

La fibromialgia es un trastorno del sistema nervioso central que provoca que una serie de músculos se vuelvan especialmente sensibles. Esto implica dolores en diferentes zonas del cuerpo como la parte baja de la espalda, el cuello, los hombros, la parte superior del pecho, los muslos o la parte posterior de la cabeza. A esto hay que sumar dificultad para dormir, hormigueo en manos y pies, migrañas, fatiga, ansiedad, intestino irritable y problemas de concentración y memoria. Los síntomas son variados, de procedencias heterogéneas, lo que en muchas caso dificulta su diagnóstico y, por tanto, su correcto tratamiento.

No todas las personas con fibromialgia manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad, por eso el efecto de cualquier tratamiento será diferente en cada sujeto. Siendo conscientes de esto, la pregunta correcta llegados a este punto es: ¿cómo puede el aceite de CBD aliviar estos síntomas? El uso del cannabidiol como tratamiento para el alivio del dolor crónico y otros síntomas de la fibromialgia está avalado por diferentes estudios.

En primer lugar, hemos de recordar que el aceite de CBD se extrae de la planta del cannabis. Esto no quiere decir que sea una sustancia psicotrópica, ya que no contiene THC que es la sustancia que produce estos efectos y que puede generar adicción y cuyo uso, por tanto, no es legal en nuestro país.

  • El CBD reduce el dolor. Estudios de reumatología clínica y experimental como el publicado en 2017 por RJ Jiller y RE Miller demuestran la existencia de una interacción entre el CBD y el Sistema Ennocanabinoide (un sistema de transmisión celular que se encuentra en el cerebro y en otros órganos y tejidos de nuestro cuerpo). Esto explica las propiedades analgésicas del CBD que son las que ayudan a disminuir el dolor provocado por la fibromialgia. Además, también se ha demostrado que el CBD interactúa con la actividad de los astrocitos, una célula del cerebro que regula la inflamación. A pesar de que la causa de la fibromialgia aún es desconocida, hay estudios que defienden que puede estar relacionada con la falta de endocannabinoides en nuestro cuerpo.
  • El CBD ayuda a regular el sueño. Un estudio de 2019 realizado entre 72 participantes con problemas de sueño concluye que el 66% de los mismos experimentó una mejoría después de tomar cápsulas de 25mg de CBD antes de irse a dormir durante un mes.
  • El CBD reduce la ansiedad. Los problemas de ansiedad y depresión son frecuentes en personas que padecen de fibromialgia, y esto es algo que también puede tratarse con CBD. Los cannabinoides actúan reduciendo la inflamación del cerebro, algo que está estrechamente relacionado con la depresión.

A pesar de que muchos de los estudios mencionados son relativamente recientes, el uso del aceite del CBD como alivio del dolor muscular provocado por la fibromialgia o la esclerosis múltiple está cada vez más extendido.

Qué casos de fibromialgia se pueden tratar con CBD

Acudir a un médico es el primer paso a seguir cuando se experimentan molestias que pueden ser síntomas de enfermedades como la fibromialgia o la esclerosis múltiple. No hay que olvidar que muchos de estos síntomas pueden indicar una enfermedad reumática inflamatoria, algo que tiene un tratamiento más sencillo que el de las patologías más graves.

Una vez que la enfermedad está diagnosticada, el médico pautará un plan de tratamiento que suele incluir una dieta, un programa de ejercicios, sesiones de psicoterapia y una terapia ocupacional. Habrá casos en los que el seguimiento de este plan ya suponga una notable mejoría.

En la mayoría de ocasiones, sin embargo, será necesario el uso de medicamentos para reducir el dolor crónico. Los más comunes son los analgésicos y los antiinflamatorios, y en casos más graves se podría requerir también antidepresivos o medicamentos antiepilépticos. El problema es que los primeros no siempre funcionan y los segundos pueden provocar dependencia y efectos secundarios. El aceite de CBD, en cambio, carece prácticamente de efectos adversos.

¿Esto quiere decir que los medicamentos tradicionales han de sustituirse por un tratamiento con CBD? No. Hace falta una mayor investigación respecto al uso del cannabis industrial en el tratamiento de enfermedades como la fibromialgia, pero lo que sí se puede afirmar es que sus efectos positivos en el alivio de sus síntomas están demostrados.

En muchos pacientes, el uso del aceite del CBD puede enfocarse como un complemento a la medicina tradicional. En otros casos, el CBD por sí mismo, debido a sus efectos analgésicos y antiinflamatorios, les ayudará a aliviar los síntomas de la enfermedad de forma más eficaz que lo que pueden hacerlo los medicamentos comunes, pudiendo prescindir de estos últimos.

No hay evidencias de casos de fibromialgia en los que el uso del CBD resulte perjudicial, pero cada organismo es único y hay que tener en cuenta que no todos los remedios funcionan igual para todo el mundo.

Efectos secundarios del CBD en el tratamiento de la fibromialgia (+precauciones)

Al hablar de efectos secundarios en el uso del aceite de cannabidiol, hay que volver a incidir en el hecho de que el CBD no contiene una cantidad de THC que implique efectos psicotrópicos. Por tanto, su uso no genera ningún tipo de dependencia ni efectos que suelen relacionarse con el uso recreativo del cannabis; CBD y THC son sustancias de procedencia compartida, pero muy diferentes entre sí.

Los aceites de CBD de alta calidad rara vez producen efectos secundarios, incluso si la dosis es alta. Varios estudios han probado que tampoco se desarrolla tolerancia al compuesto, como sí es el caso cuando hablamos de medicamentos opioides. En el mínimo porcentaje de casos en los que se han experimentado efectos secundarios, estos han sido leves como episodios de mareos o sequedad bucal.

Las precauciones que se han de tomar a la hora de utilizar aceite de CBD para el tratamiento de la fibromialgia son por tanto:

  • Respetar las dosis recomendadas por el fabricante para cada producto.
  • Emplear aceite de CBD legal (que será lo que garantice la ausencia de THC en su contenido)
  • Buscar la calidad a la hora de adquirir el producto asegurándose de que no contiene aditivos que puedan ser perjudiciales para el organismo

Qué tipo de aceite de CBD usar para la fibromialgia

Ya hemos dicho que lo fundamental a la hora de elegir un aceite de CBD es que sea de calidad. Para asegurarnos de esto es necesario acudir a proveedores de confianza con todos los permisos legales y que especifiquen abiertamente la composición del producto.

Hay que tener en cuenta que no todos los productos tienen la misma proporción de CBD. Casos leves podrán experimentar mejoría con un CBD del 5%, pero para casos de dolor crónico producido por la fibromialgia se recomienda un aceite del 15% o del 20%. Esta proporción ha de venir especificada en la etiqueta del producto; en caso contrario el consejo es preguntar al fabricante y pide todas las garantías necesarias.

En cuanto a dónde comprarlo, existen tiendas online especializadas en las que se puede adquirir de manera fácil y segura, que además realizan un curado específico de productos nacionales e internacionales, como es el caso de Uncanny y sus aceites de CBD.

Cómo tomar aceite de CBD para mejorar la fibromialgia

Gotas

El formato más común de aceite de CBD es en gotas, estas pueden aplicarse en infusiones o bajo la lengua, para lograr una eficacia mayor. La dosis variará en función de cada persona y cada caso, pero se recomienda empezar con una dosis baja e ir aumentándola progresivamente de 5mg a 10mg hasta que consigamos el efecto deseado.

De 4 a 10 gotas bajo la lengua dos o tres veces al día suele ser la dosis estándar, pero lo bueno del aceite del CBD es que la cantidad utilizada se puede aumentar sin que suponga ningún tipo de problema. Ante cualquier duda, se puede pedir consejo a un médico o al mismo fabricante del producto.

Cremas

Aunque la vía de administración oral es la más común, también existen cremas y geles tópicos que contienen CBD y que se pueden aplicar directamente sobre las áreas afectadas una o dos veces al día.

Conclusión

El uso del CBD para el tratamiento de la fibromialgia es cada vez más común y diferentes estudios han probado que, en la mayoría de los casos, es una ayuda para distintos síntomas producidos por dicha enfermedad.

El aceite de CBD, además, es totalmente seguro ya que no presenta efectos secundarios importantes. Lo único necesario es asegurarse de adquirir un producto de calidad emitido por un productor de confianza.

Aunque el cannabis ha estado asociado durante demasiado tiempo con sus usos recreativos, generalmente vinculados a los efectos psicotrópicos del THC, queremos reforzar el mensaje de que existen muchos otros compuestos, cannabinoides, presentes en la planta, tremendamente beneficios para nuestra saludo y con un potencial terapéutico innegable, como es el caso del CBD, y más concretamente, el del CBD para el tratamiento de la fibromialgia.

Uncanny Experts: Joan March, Salud

Joan es profesor, investigador y consultor en  la Escuela Andaluza de Salud Pública, donde también  co-dirige la Escuela de Pacientes de la Consejería de Salud. Está considerado como uno de los médicos más ‘digitales’ de la actualidad. Colaborador habitual en medios como Diario Médico, Salut y Força y Diario Público, en la sección de opinión con el blog Sombreros de colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.