Esto dice la ciencia sobre el aceite de CBD para dormir

Tardarás en leer esto solo: 12 minutos

Si estás leyendo esto, es posible que formes parte del 35-40% de la población mundial con problemas de sueño. Las causas son muchas: el estrés, la ansiedad, los horarios, los malos hábitos, la alimentación… Aunque hay diferentes formas de tratar este problema, muchas soluciones acarrean efectos secundarios o no resultan efectivas para determinadas personas. Aquí es donde entra en juego el CBD, un componente del cannabis cada vez más popular para el tratamiento de diversas dolencias y cuyos beneficios para dormir respaldan cada vez más estudios científicos.

Cómo actúa el CBD sobre el sueño 

Para comprender por qué el aceite de CBD es bueno para dormir, primero hay que hacer un breve repaso sobre qué es el CBD. El CBD o cannabidiol es un cannabinoide que se encuentra en la planta Cannabis Sativa y que no contiene THC, el componente psicoactivo presente en la conocida marihuana (también extraída de la planta del Cannabis).

Esto se resume en lo siguiente: el CBD no es adictivo ni tiene efectos psicotrópicos. Una vez aclarado esto, pasemos a hablar de sus beneficios.

Los seres humanos contamos con un sistema endocannabinoide que contribuye a regular diferentes “tareas” que realiza nuestro organismo; es por eso que la aportación de cannabinoides como el CBD es beneficiosa para este sistema y para las funciones que van asociadas al mismo. 

CBD y Sistema Endocannabinoide

En términos generales, el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes y, además, los estudios empiezan a demostrar cómo el CBD favorece el funcionamiento del sistema nervioso central y disminuye los efectos de la ansiedad. Esto también se traduce en mejoras en el sueño.

Cuando soportamos una carga elevada de estrés, es frecuente que encontremos dificultades para quedarnos dormidos al terminar el día. Esto sucede porque el estrés aumenta los niveles de cortisol, un estimulante que causa hiperactividad en el cerebro. El CBD regula los niveles de cortisol reduciendo así sus posibles efectos sobre-estimulantes.

Además de ayudar a conciliar el sueño por sus propiedades relajantes, el aceite de CBD también es beneficioso para aquellos que experimentan malos sueños vívidos durante la llamada fase REM debido a su potencial efecto positivo sobre la ansiedad. Esta prometedora eficacia del CBD para ayudarnos a dormir es tal, que hay un estudio que dice que contribuye, incluso, a mejorar el sueño en sujetos que sufren estrés postraumático. 

El aceite de CBD o el de CBD+CBG parece efectivo para personas que sufren dolores o tensión muscular (como el caso del bruxismo) que puedan influirles negativamente en sus patrones de sueño, puesto que ya hemos visto que estos cannabinoides también parecen funcionar como analgésico y antiinflamatorio. 

En definitiva, la investigación preliminar en cannabis e insomnio sugiere que el cannabidiol (CDB) puede tener potencial terapéutico para el tratamiento del insomnio.

Qué problemas de sueño pueden tratarse con CBD y cuáles no

Son muchas las ocasiones en las que un tratamiento con CBD ha supuesto la diferencia para personas con problemas de ansiedad e insomnio. Aunque cada caso es diferente, estudios clínicos realizados hasta la fecha (afortunadamente, cada vez son más) revelan su eficacia; así lo hace el contenido en la US National Library of Medicine. Esta investigación concluye que el uso del CBD durante el primer mes mejoró los parámetros de sueño de los sujetos en un 66%, reduciendo la ansiedad en un 79%, efectos que se mantuvieron a largo plazo. 

Sabiendo, por tanto, que el aceite de CBD para dormir funciona para mucha gente y teniendo en cuenta todo lo visto hasta ahora sobre cómo actúa sobre el organismo… 

¿Qué casos de insomnio pueden mejorar especialmente con el uso de CBD? 

  • Los provocados por alteraciones del ritmo cardiaco
  • Los que tienen que ver con la ansiedad  
  • Las alteraciones de la fase REM provocadas por pesadillas o similares
  • Los relacionados con la somnolencia diurna  

Esto no quiere decir que no haya otros casos en los que el CBD pueda ser bueno para dormir, pero en los citados anteriormente es más fácil obtener resultados satisfactorios puesto que, como hemos visto, hay diferentes estudios al respecto. Aún faltan estudios, pero poco a poco se va avanzando.

¿Qué casos de insomnio no pueden tratarse con CBD? 

En primer lugar hay que tener en cuenta que, en ocasiones, determinada medicación o estimulantes como la cafeína ocasionan problemas en la calidad del sueño. Sucede lo mismo cuando nos habituamos a determinadas pastillas para dormir y pretendemos dejarlas. Si vas a combinar el CBD con cualquier tipo de medicamento consulta siempre a un médico antes de iniciar el tratamiento

Por otro lado, si el insomnio está provocado por un trastorno grave como la apnea del sueño no es recomendable el uso del CBD ya que estos casos requieren de un tratamiento especializado.

Precauciones y efectos secundarios al usar el aceite de CBD para dormir

Antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento, hemos de preguntarnos si éste es seguro o no para nuestro organismo. El caso del CBD no es una excepción y, aunque hemos visto que su uso está avalado por diferentes investigaciones, hay una serie de recomendaciones a seguir antes de empezar a tomarlo:

  • Comprobar que el proveedor que nos facilita el aceite de CBD es profesional y cuenta con todos los permisos necesarios para su distribución, tanto a nivel legal como en materia de salud
  • Conocer el resto de ingredientes, aparte del CBD, que incluye el aceite para asegurarnos de no ser alérgicos a ninguno de ellos
  • Seguir las indicaciones sobre cómo usarlo
  • En caso de duda o ante cualquier circunstancia particular consultar siempre a un médico.

En cuanto a los efectos secundarios que pueda tener el uso del CBD para dormir, lo más importante es saber que el CBD no genera tolerancia en el organismo. Esto significa que no es necesario ir aumentando la dosis progresivamente con el paso del tiempo una vez se identifique, por ejemplo, cuánto tomar. Así lo ha manifestado la Fundación CANNA, centrada en la investigación científica y en el análisis del cannabis.

Por otra parte, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el CBD en su estado puro ni causa daños ni tiene consecuencias graves para la salud incluso tomándolo en dosis altas. Tampoco es adictivo al no ser o contener THC como la marihuana. 

Eso sí, hay que tener mucho cuidado cuando se usa CBD con otros medicamentos hipnóticos como la zopiclona y otras benzodiacepinas y antidepresivos ya que la mezcla puede tener efectos negativos.

Por lo demás, los efectos secundarios que se han observado en un número mínimo de casos tras el uso del CBD son leves. Entre ellos se cuentan boca seca, mareos, cansancio, náuseas, diarrea, somnolencia o disminución del apetito pero eso sí, desaparecen en cuanto se deja de tomar el aceite de CBD.

Qué tipo de CBD es mejor para dormir

Existen diferentes tipos de aceites de CBD y a la hora de elegir uno u otro hay varios factores que tienes que tener en cuenta:

  1. La calidad. Ya hemos dicho que el proveedor ha de ser de confianza y mostrarse transparente en cuanto a sus productos  para así garantizar la máxima calidad de los mismos.
  2. El formato. Existen diferentes formatos de aceite de CBD: uso tópico, aceite en gotas, en cápsulas o para vapear. El que se consume por vía sublingual entra de forma directa en el torrente sanguíneo por lo que hace efecto antes y suele ser, por tanto, el más eficaz para favorecer el sueño. Las cápsulas, por contra, tienen un efecto más lento puesto que el CBD debe pasar por el aparato digestivo y por el hígado antes de llegar a la sangre. 
  3. El espectro. Existe el CBD de espectro completo, amplio espectro y el aislado de CBD. Se valora tanto el Broad Spectrum como el Full Spectrum (y no tanto el CBD aislado) por ser más eficaces para dormir porque contienen otros compuestos beneficiosos extraídos de la planta de cáñamo además del CBD que potencian sus cualidades. Es el caso del cannabinoide CBG, un fitocannabinoide al que también se le atribuyen una serie de propiedades que, combinadas con el CBD, son ideales para favorecer la rutina del sueño.
  4. El % de CBD. Cuanto más alto sea el porcentaje de CBD que contenga el aceite, mayores serán sus efectos sedantes a priori, aunque esto no siempre es cierto y cada persona ha de encontrar su dosis ideal.
  5. El resto de ingredientes. Algunos aceites de CBD tienen además otros ingredientes herbales. Cada vez se valora más al CBD como “acompañante” de otros componentes naturales como la melisa o la lavanda que tienen por sí mismos propiedades calmantes y relajantes, por lo que si el aceite de CBD los incluye el resultado final pasará por una mayor eficacia.

En resumen, a la hora de elegir un aceite de CBD para dormir el consejo es claro: mirar siempre bien la etiqueta.

Cómo tomar aceite de CBD para mejorar el sueño 

Hemos visto que hay diferentes vías de administración del aceite de CBD (tópica, sublingual, cápsulas…) y que si queremos un efecto más rápido y eficaz es recomendable priorizar aquellas que entran directamente en el torrente sanguíneo como el aceite de CBD sublingual. Pero, ¿cuánto hemos de tomar? ¿En qué horarios? 

Estas preguntas no tienen respuestas sencillas, puesto que a día de hoy aún no existe una dosis universal de CBD que sea la adecuada para regular el sueño

¿Cuánto tomar?

Cada persona puede necesitar una dosis diferente en función de factores como su genética, su peso, su metabolismo, su edad, sus hábitos e incluso su estado de ánimo. Estudios como el del British Journal of Clinical Pharmacology indican que la dosis adecuada oscila entre 1 y 50 mg por día. Nuestra recomendación es empezar con una dosis media baja , observar los efectos durante la primera semana y, a partir de ahí, incrementar la dosis si fuera necesario.

¿Cuándo tomarlo?

En el caso del aceite de CBD para dormir lo ideal es usarlo antes de irse a la cama e incluso en momentos de estrés durante el día. Es importante utilizarlo siempre a la misma hora (mismas horas) durante las primeras semanas para poder detectar con facilidad la dosis idónea. Ante cualquier duda respecto a cómo tomar el aceite de CBD, lo idóneo es consultar al proveedor del producto. 

Otros factores que ayudan

Por último, hay que tener en cuenta que cualquier tratamiento para mejorar la calidad del sueño será siempre más eficaz si va acompañado con una serie de pautas como un horario regular, una rutina de relajación y ejercicio, la reducción de la cafeína y una alimentación sana.

El cannabis ha sido usado por sus efectos sedantes desde la antigüedad y ya desde mediados del siglo XIX comenzó a documentarse en la literatura científica el efecto de su consumo como inductor del sueño.

Numerosos estudios previos muestran que el CBD en dosis medio-altas tiene un efecto sedante y se ha asociado con un mayor tiempo durmiendo y con un menor número de episodios de despertares durante el sueño.

Hace falta seguir investigando el papel del sistema endocannabinoide en los ciclos de sueño-vigilia, ya que una mejor comprensión de este sistema nos ayudará a diseñar las mejores estrategias terapéuticas para tratar los problemas de sueño.

Conclusión 

En definitiva, hemos visto que el aceite de CBD para dormir parece que funciona sobre todo si va acompañado de otros ingredientes relajantes. Y es cada día más popular. La evidencia preclínica parece indicar que los cannabinoides pueden ser útiles para inducir el sueño (y así lo confirman cada vez más usuarios) pero también es necesario que se confirme con más ensayos clínicos, ya que con un perfil farmacológico bastante seguro y con muchos menos efectos secundarios que los fármacos sedantes que se usan en la actualidad, el CBD tiene una prometedora utilidad para todas aquellas personas que no pueden conseguir un sueño de calidad.

Hemos descubierto que, además de eficaz, el CBD es seguro, no es adictivo y no tiene efectos psicotrópicos aunque proceda de la misma planta que la marihuana, Cannabis Sativa. Los efectos secundarios derivados de su uso son, además, leves y poco frecuentes y sus beneficios lo sitúan como un producto rompedor que gana terreno frente a otros tratamientos para combatir el insomnio y la calidad del sueño como la melatonina o el triptófano.

¿A qué esperas para probarlo?

Equipo de Expertos Uncanny: Paola Cubillos

Médico y científica especialista en medicina integrativa, graduada por la Universidad del Rosario en Colombia y con posgrado del Canadian College of Naturopathic Medicine de Canadá. La Dra. Paola Cubillos, MD, ND está especializada en la investigación sobre el cannabis medicinal. Actualmente es la Directora de Asuntos Médicos globales en Avicanna y es socia fundadora de Procannacol (asociación sin ánimo de lucro dirigida a promover el desarrollo del cannabis y los cannabinoides en favor de los pacientes).

2 comentarios en “Esto dice la ciencia sobre el aceite de CBD para dormir

  • Elizabeth costilla

    Llegue al psiquiatra con 8 días sin poder dormir especializado en sueño hoy cumplo justo un mes tomando escitalopram alprazolam pregambalina al principio m dio quetiapina pero pasan nochez a vecez m resulta una noche si una noche no y el dr no quiere comunicación conmigo hasta hoy q se cumplió el mes m recordó mi cita es déspota y estoy cansada de tanto medicamento por Fvor ayúdenme como hago para pasarme al aceite cbd nunca había tenido insomnio por tantas noches nisiquiera m siento deprimida solo creo q no debí ver tanto el cel en la noche sin problema me disciplino con la terapia conductual para dormir pero ya no más medicamentos q aunque son bajos los mgs prefiero lo natural

    Responder
    • Uncanny Team

      Hola, Elizabeth:

      Muchas gracias por tu comentario. Sentimos mucho escuchar que tienes esos problemas para dormir y con tu médico. Nosotros no somos médicos, y nuestros remedios no son medicinales, por tanto, no podemos recomendarte nada directamente. Debería ser tu médico quien te dijera si puedes utilizar el CBD, bien como complemento a tu medicación, bien como sustituto. Sentimos también saber que tu médico no te atiende cómo es debido, quizá puedas intentar cambiar de médico y explicarle la situación en detalle, y ver si el CBD puede ser una mejor opción.

      Pero como te decíamos, nosotros siempre vamos a recomendar que todo se consulte con tu médico y que sea él o ella quien determine cuál es la mejor opción. Nadie mejor que un médico puede aconsejarte y recomendarte lo mejor para ti. No lo olvides. Pero los médicos son también personas, y a veces es cuestión de dar con el profesional adecuado. Recibe todo nuestro apoyo y cariño, y no dudes en consultarnos si tienes más dudas acerca del CBD, una vez hayas conseguido discutirlo con tu médico.

      En caso de que fueran de utilidad para ti o tu médico, te dejamos dos enlaces a nuestro blog, siempre pensando en ayudarte y apoyarte en lo que podamos:

      https://uncanny.life/blog/aprender-a-dormir/
      https://uncanny.life/blog/esto-dice-la-ciencia-sobre-el-aceite-de-cbd-para-dormir/

      Un abrazo muy grande y mucho, mucho ánimo.

      El equipo de Uncanny.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.