Deporte en casa, una tendencia en alza tras el COVID-19

Deporte en casa

El deporte, una actividad necesaria y esencial. 

El deporte es hoy parte fundamental de nuestras vidas. Es una cuestión que ha pasado a ser de una cuestión esporádica, a parte de nuestra cultura y forma de vida. Y es algo positivo, siempre que se practique con cabeza, en la intensidad adecuada para cada uno y con respeto por nuestro entorno.

En Uncanny creemos en la importancia de una vida saludable, pero igualmente creemos que una parte inherente de esta vida saludable es hacerla sostenible y responsable. Es decir, que está bien cuidarse, está muy bien cuidarse, pero debemos hacerlo con una perspectiva de respeto por el medio ambiente y por nuestros semejantes. Y nunca ha sido más importante el respeto por los demás que durante esta pandemia, donde nuestro civismo ha sido puesto a prueba, ¡y de qué forma! 

Ese civismo ha incluido en muchos países, sobre todo España, el renunciar a la práctica deportiva durante unas semanas que se nos han hecho a todos demasiado largas. Pero eso no ha impedido a mucha gente prescindir del deporte. Ya se sabe el dicho: si quieres, puedes, y en esto del deporte, uno no tiene por qué contar con instalaciones de alto nivel para seguir manteniendo una buena forma física, a todos los niveles. 

 

Una dieta equilibrada, el factor complementario e indispensable

El primero de esos niveles refiere a la dieta. Y aquí sí que no hay excusas por estar encerrados en casa, sea por el motivo que sea. De hecho, a efectos prácticos, casi mejor comer y cenar en casa, porque la mejor dieta, según todos los expertos, es aquella que está personalizada y, además, adaptada a nuestro tipo de deporte y a la intensidad con que este se practica.

Así lo considera África López Illescas, Doctora en Medicina de la Educación Física y responsable del servicio de fisioterapia en el Consejo Superior de Deportes, quien ya propuso en un debate sobre “Alimentación y deporte popular” un método de nutrición denominado por las siglas PREF al cumplir las funciones plástica, reguladora y energética, además del aporte de la fibra. “No hay alimentos milagrosos ni dietas milagro”, sentencia López Illescas. 

Chema Martínez, maratoniano, olímpico y medallista europeo, también sugiere algo parecido en su reportaje para la agencia EFE: “hay que comer en función de las necesidades de cada uno”. Parece obvio, pero no lo es tanto, sobre todo si lo que estamos pensando es llevar un progresión ascendente en la cantidad e intensidad de nuestro deporte. Por esta razón, el cocinero Joaquín Felipe, presente en el mismo debate, defiende la proporcionalidad en las cantidades de alimentos que ingerimos, destacando la variedad como una condición fundamental, además de la calidad de los alimentos y su riqueza, acentuando la necesidad de la presencia de frutas, verduras, hidratos de carbono, legumbres, carne y pescado. 

Cabe destacar también en este sentido el papel que juegan plataformas como Foodspring, que ofrece una cuidada selección de productos naturales, ecológicos y sostenibles para deportistas de todos los niveles. Uno de sus productos estrella es la que llaman “proteína Whey”, derivada de la leche de vacas que pastan en libertad y para las que no se han utilizado hormonas durante su crianza. Los responsables de esta marca utilizan materias primas de todo el mundo como las bayas de Goji de las Sierras de Ningxia (China), cocos de Filipinas o soja del Lago Constanza (Alemania), que ofrecen una dieta plant-based y con alto valor nutricional, perfecta para todos los niveles de actividad deportiva.

No solo estás alimentándote como es debido, según tus condiciones y expectativas deportivas, sino que además estás cuidando del medio ambiente y buscando un impacto social positivo. 

Como decíamos hace un momento, no hay excusa para no alimentarse bien, de forma sana y sostenible. Hoy en día, además, las dietas plant-based o veganas ofrecen una gran variedad de posibilidades, perfectas para deportistas de todos los niveles. Y son no nos creéis, podéis dedicar un tiempo a ver el documental de Netflix “The Game Changers”, y nos contáis luego. Como dicen los ingleses, mind-blowing

 

El deporte desde casa, o cómo expandir tu creatividad

No todos podemos hacerlo todo desde casa. Eso está claro. No todos podemos salir a correr kilómetros al jardín, no todos podemos jugar al pádel, o nadar, o correr y montar en bici en la comodidad de nuestro salón. Claro que hay máquinas para solventar algunas de estas barreras físicas, y es una muy buena manera de solucionar el problema del ejercicio a domicilio, pero en Uncanny queremos dar opciones a todos los bolsillos y tamaños de casa, así que nos vamos a centrar en esas posibilidades que no impliquen grandes desembolsos económicos o una casa de tamaño más bien grande. 

Es decir, que lo que os vamos a proponer es que le deis al coco y busquéis nuevas formas de poner vuestro cuerpo al límite, deportivo, se entiende; a vuestro límite, el que cada uno quiera marcarse. Lo primero que hay que decir es que si no sois de las personas más creativas, no es problema, en Youtube, Instagram, etc., podéis tenéis todo tipo de videos y consejos para realizar ejercicio en casa. 

Podemos, por ejemplo, recurrir a entrenadores personales online, como el caso de @amaya_fitness, que no solo os dará claves y rutinas para hacer desde la comodidad de vuestra casa, sino que además ofrece consejos en temas de nutrición y dietas. Ejercicios fáciles, rutinas sencillas y consejos prácticas sobre cómo y qué comer. Es un buen ejemplo de cómo ponerse en forma, sin demasiado esfuerzo o desembolso monetario. 

La oferta es variada y muy completa si se cuenta con un mínimo acceso a Internet. De hecho, eso de hacer ejercicio en casa ya era una tendencia desde antes del COVID-19, por si los hay rezagados, con multitud de videos y tutoriales centrados en aprovechar al máximo tu tiempo y espacio para tonificar y fortalecer tu cuerpo. 

Un ejemplo muy bueno son las sesiones de cardio intensivas. Ejercicios de corta duración, pero intensidad muy alta, centrados en trabajar distintos grupos musculares en una sola rutina, al tiempo que entrenas tu corazón y pulmones. De nuevo, las oportunidades aquí son enormes, solo tenéis que entrar en Youtube y buscar por “cardio” o “cardio workout”, pero por si acaso, os dejamos uno que por su equilibrio entre grupos musculares e intensidad moderada, nos gusta especialmente

Y desde aquí, los recursos y conocimiento al que uno puede acceder es inmenso. Para todos los gustos, deportistas y niveles. Incluso si no hay problema en salir a la calle a hacer vuestro deporte preferido, este tipo de rutinas os pueden servir muy bien de complemento o de sustituto exprés cuando no tengáis el tiempo para una sesión más larga. 

 

Aprovecha y recicla todo lo que tienes a tu alrededor

Aunque hemos de reconocer que lo que a nosotros más nos gusta, en esa vocación por reciclar y aprovechar los muchos materiales que nos rodean, es innovar con lo que tenemos en casa. No es que haya que prescindir de consejo profesional, en cualquier deporte, sobre todo si no somos especialistas, conviene asesorarse bien antes. Pero, adaptándolo a nuestro nivel, los objetos con los que convivimos a diarios pueden hacer muy bien las veces de material avanzado de gimnasio.  

Tan solo hay que dejar salir esa creatividad que tanto nos ha servido estas últimos meses y mirar nuestro entorno doméstico con otros ojos. Si por ejemplo queremos entrenar con peso, podemos echar mano —literalmente hablando— de un paquete de arroz, pasta o legumbres, o varios de ellos, para que hagan la función de unas pesas; o bien ponernos una mochila que lleve dentro libros, o esos mismos envases o litros de leche, si nos va la marcha de verdad. Otra buena idea es utilizar el palo de la fregona como soporte de unas garrafas de agua atadas a sus extremos para realizar el clásico levantamiento de peso o press de banca. 

Las sillas que tenemos por casa también pueden pasar a ser el banco en el que nos solemos apoyar para hacer flexiones y abdominales. Y en el caso de los estiramientos, una toalla enroscada nos será útil para fortalecer tanto los brazos como la espalda en diferentes posturas. Hasta las cuerdas que utilizamos para tender la ropa pueden tener una segunda vida y servir a modo de comba para realizar ejercicios de salto, un ejercicio completo y perfecto sustitutivo, por ejemplo, de una carrera o un partido de pádel. 

O algo mucho más sencillo que todo esto y que ya utilizamos en nuestro día a día: las escaleras. Estas nos permitirán hacer ejercicios de steps con los que se pueden quemar muchas calorías mientras subimos y bajamos de piso varias veces, fortaleciendo distintos grupos musculares, empezando por esos glúteos que tan difíciles son de trabajar de otras formas más convencionales.

 

Otras formas de hacer deporte en casa

Si esto no nos basta, podemos combinar nuestra creatividad con un gasto mínimo, haciéndonos con una barra y algunas pesas, unas gomas de TRX (más info aquí) o una esterilla de yoga o yoga mat para iniciarnos en esta disciplina milenaria que ayuda trabajar tanto cuerpo como mente; si aún crees que el yoga no es un ejercicio de verdad, te retamos a que lo pruebes y nos cuentes qué te ha parecido, estamos seguros de que te va sorprender. Ya hablaremos de ello en otra ocasión, tenlo por seguro. 

Como veis, las posibilidades son hoy tan variadas y de tanta calidad, que el que no quiere hacer deporte es porque no quiere. Y no decimos que todo el mundo tenga que hacer deporte, es solo que no nos gustan las excusas. En Uncanny somos más de hacerlo o no hacerlo. 

¿Algo de lo que nos hayamos olvidado? ¿Alguna idea original sobre cómo ejercitarse en casa que hayáis diseñado vosotros mismos? Contadnos, nos morimos por saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.