¿Cómo utilizar el aceite de CBD para el acné y la piel grasa?

Tardarás en leer esto solo: 7 minutos

¿Qué es el aceite de CBD?

El aceite de CBD es un producto que combina el extracto de CBD —si quieres saber más sobre el CBD o cannabidiol, aquí te lo contamos todo—, con aceites de origen vegetal.  El extracto de CBD se extrae de las flores del cannabis, que es donde encontramos la mayor concentración de cannabinoides y, por tanto, de CBD. A continuación, este extracto se mezcla con lo que se conoce como aceite vehículo, para ello suelen utilizarse aceites de origen vegetal como el aceite de coco, el aceite de oliva, aceites MCT o incluso el aceite de semilla de cáñamo (sí, es otro aceite, que se extrae de las semillas de la misma planta, pero con propiedades muy distintas).

El aceite de CBD es un producto rico, además de en CBD, en otros componentes beneficiosos, tales como terpenos y flavonoides. No es adictivo, no tiene efecto psicotrópico alguno y no presenta efectos secundarios de consideración. Es justo lo contrario, gracias a su efecto antiinflamatorio, analgésico y antioxidante, además de sus propiedades seborreguladoras y antibacterianas, es un producto tremendamente beneficioso para nuestro organismo.

¿Cómo puede ayudar el aceite de CBD contra el acné y la piel grasa?

Problemas como el acné afectan a millones de personas en todo el mundo y son consecuencia de la obstrucción continuada de los poros de la piel con grasa y piel muerta. Sus causas, en cualquier caso, son variadas, y están normalmente asociadas a cambios hormonales, aunque hay factores como el estrés, la aplicación de ciertos medicamentos o ciertos síndromes y enfermedades que pueden favorecer su aparición.

En cualquiera de estos casos, existe una necesidad de purificar la piel y regular la producción de sebo de la piel, para evitar esa obstrucción generalizada que provocará la inflamación, el enrojecimiento y el surgimiento de los llamados comedones.

El aceite de CBD puede ayudarnos de forma excepcional, gracias a que colabora en la regulación de las secreciones de las glándulas sebáceas y equilibra los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6; esto se traduce en una hidratación y regeneración de la piel. Por otra parte, la inflamación de la piel es también un actor generador del acné y por eso las propiedades antiinflamatorias del aceite de CBD son beneficiosas para su tratamiento.

Aplicar el aceite de CBD sobre la piel tiene un efecto calmante y reparador. La piel se reactiva, los brotes de acné se reducen visiblemente y el enrojecimiento de la dermis disminuye. Un estudio científico realizado en 2014 ya demuestra que el cannabidiol ejerce efectos sebostáticos y antiinflamatorios sobre los sebocitos humanos (células de las glándulas sebáceas, responsables de la producción de sebo).

Además, el CBD está siendo estudiado por su efecto bactericida, lo que supone un punto añadido contra el tratamiento del acné, el colaborar en la purificación de la piel de bacterias que, junto con los comedones y vesículas que puede llegar a formar el acné, pueden empeorar considerablemente el estado de la piel.

Es decir, el aceite de CBD, al tiempo que regula la producción de sebo, colabora en la limpieza de la piel para evitar infecciones subsecuentes.

¿Cómo y cuándo aplicarlo?

Aunque el CBD puede encontrarse en ciertos países en formatos preparados para su ingestión oral, sin embargo, los estudios demuestran que su aplicación sobre la piel en forma de aceite, crema o mascarilla potencia sus efectos en casos como el acné. Una crema que contiene CBD, por ejemplo, funciona como cualquier otra crema hidratante y por tanto es recomendable seguir siempre las instrucciones del fabricante sobre su uso.

En términos generales, el aceite de CBD para uso cosmético se aplica dos veces al día sobre la piel limpia.

  1. En primer lugar, se debe aplicar una pequeña cantidad del producto sobre una zona delimitada de la piel como puede ser la parte superior del brazo para asegurarse de que no se produce una reacción alérgica, ya sea al CBD o a cualquier otro componente.
  2. Una vez realizada esta prueba satisfactoriamente, conviene lavar la piel del rostro con un gel limpiador para retirar impurezas y que el producto penetre mejor.
  3. Con la piel limpia, se debe aplicar una capa suficiente del producto y extender masajeando sobre el rostro.
  4. La mayoría de las cremas con CBD no precisan de aclarado, pero si las instrucciones de uso indican lo contrario, habría que dejar actuar el producto unos minutos sobre el rostro y luego retirarlo con agua tibia.

Expertos como el farmacólogo Earl Mindell recomiendan comenzar con una dosis diaria de 2,5 o 5mg e ir aumentando de 5mg en 5mg hasta que se aprecie una mejora en la piel. Pero, ¿qué cantidad de CBD contienen los aceites y las cremas? Para saberlo es imprescindible fijarse en los ingredientes de dichos productos. En el caso del aceite, por ejemplo, si la cantidad del CBD es del 10%; esto quiere decir que cada 10ml de aceite contendrán unos 1000mg de CBD o cannabidiol. Otras marcas, sin embargo, ofrecen una cantidad del 24% de CBD o incluso del 30%.

El aceite de CBD no solo es adecuado para la piel grasa o la piel sensible; todas las pieles están expuestas a factores ambientales que pueden provocar problemas y desequilibrios. Por tanto, el uso cosmético del CBD, ya sea en formato aceite o crema, está recomendado en todo tipo de pieles siempre que se sigan las instrucciones correctas en su aplicación.

¿Cuánto tardan en aparecer los resultados?

Una vez aplicado el aceite o crema de CBD, la piel ha de absorber los componentes. El tiempo que tardan en aparecer los resultados dependerá de cada persona, pero en términos generales el alivio debería notarse desde la primera aplicación pasados unos 30 minutos.

Para observar resultados más duraderos será necesario mantener una rutina constante de uso; en la mayoría de los casos la piel grasa o con acné mejora notablemente tras unas 2-4 semanas de tratamiento.

Efectos secundarios del aceite de CBD como tratamiento del acné y la piel grasa

Ya hemos visto que numerosos estudios avalan el efecto reparador del aceite de CBD, pero esto no quiere decir que deba usarse de forma indiscriminada. Cualquier gel o crema hidratante puede provocar una reacción adversa si la persona que lo utiliza es alérgica o sensible a algunos de sus componentes. Los pasos a seguir para evitarlo son:

  • Mirar siempre los ingredientes del producto en cuestión
  • Realizar una prueba en una zona delimitada de la piel antes de aplicarlo sobre el rostro
  • Seguir la rutina de uso marcada por el fabricante
  • No aplicar una cantidad excesiva de producto

El uso cosmético del CBD o cannabidiol no presenta efectos secundarios de relevancia, salvo los que puedan estar asociados a potenciales reacciones alérgicas, pero como ya hemos mencionado, no más que cualquier otro producto cosmético.

Aunque no hay contraindicaciones en niños o embarazadas, en estos supuestos siempre es recomendable consultar a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento. Lo mismo aplica a aquellas personas que presenten una enfermedad grave de la piel más allá del acné vulgar.

Conclusión

El CBD, tanto en forma de aceite como de crema, es un producto con beneficios para la piel demostrados por estudios científicos. No solo está recomendado para el tratamiento del acné o la piel grasa sino que también sirve para aliviar síntomas asociados a otro tipo de patologías de la piel. En cualquier caso, no se trata de un medicamento, no está indicado para tratar enfermedades de la piel, aunque puede aliviar algunos de sus síntomas. En ese caso, conviene siempre consultar antes al médico.

A la hora de elegir una mascarilla o una crema hidratante con CBD es fundamental consultar tanto los ingredientes de la misma como el porcentaje de cannabidiol que incluye, puesto que de eso dependerá su eficacia.

Lo que es muy importante que el fabricante de los productos fabricados con CBD sea de confianza y el producto esté licenciado bajo la regulación cosmética del país o región en que se adquiera. Bajo ningún concepto recomendamos usar productos caseros o de procedencia dudosa.

Teniendo todo esto en cuenta, el aceite de CBD es una solución eficaz para los problemas de piel grasa, tiene un efecto reparador y calmante sobre la piel, reduce las rojeces y ayuda a reducir el acné de forma significativa.

Gracia de la Maza, experta en Belleza de Uncanny

Gracia fundó el centro Gracia de la Maza, conocida clínica de estética madrileña especializada en tratamientos para el rostro, sobre todo para pieles con problemas, sobre todo acné. Especialista en estética facial desde hace 20 años, la estética y la salud son los pilares sobre los que construye su filosofía y su lema: una piel sana, es una piel bonita con luz y capaz de enfrentarse al paso de los años con toda dignidad. Su objetivo siempre es una belleza natural y duradera. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.