8 alternativas al plástico biodegradables y sorprendentes

Necesitamos adoptar alternativas al plástico rápido. Cada día se venden 1.300 millones de botellas PET en el mundo que tardarán 400 años en descomponerse. El plástico guarda nuestra comida, domina nuestro armario, nuestra casa y ahora nos protege del coronavirus.

plástico biodegradable

Los plásticos del petróleo son duraderos, livianos y baratos, pero cero sostenibles. Entre 1950 y 2015 produjimos 6.300 millones de toneladas de estos residuos y reciclamos el 9%. El resto acabó en vertederos, incinerado o aterrizó en el océano.

Entre California y Hawái flota una isla de plástico de 1,6 millones de km2. Para frenar esta debacle debemos investigar alternativas al plástico con materiales biodegradables como los que aquí te enseñamos. Tienen similares propiedades y usos que el plástico químico pero generan una economía circular.

1.- Hongos

Una maraña de filamentos llamada micelio alimenta cada hongo. De estos hilos se obtiene una fibra sostenible y versátil. MycoWorks la comercializa como cuero vegano para bolsos y calzado.

En Ecovative mezclan los micelios con serrín y crean cajas de envío que aíslan tan bien como las de espuma de poliuretano.

 

2.- Azúcar

La holandesa Avantium ha encontrado la gran competencia del PET: el PEF. Es un plástico de azúcar que se biodegrada en 400 días.

Se utiliza como textil, envoltorio y pronto lo veremos en muchas latas y botellas. Carlsberg lanzó con ellos su primera cerveza “100% bio-envasada .

 

3.- Animales marinos

MarinaTex nació para dar salida a las 500.000 toneladas anuales de residuos de pesca en Reino Unido. Con piel, escamas y algas crean plástico ecológico que ya envuelve ndwiches británicos.

La cáscara de las gambas sirve para producir una película similar al film plástico que no, no huele mal.

 

4.- Semillas de aceite y vino

Tras obtener el aceite y el vino quedan desechos que ahora se aprovechan para crear alternativas al plástico. Además de ser ‘zero waste’ fertilizan.

La start-up Golden Compound ha creado un bioplástico de semillas de girasol con el que modela muebles de oficina, cajas, cápsulas de café, macetas y tazas.

 

5.- Cáñamo

El bioplástico de cáñamo se produce con el tallo de la planta. Se descompone en 6 meses y tiene infinitas vidas.Sus propiedades ignífugas, atibacterianas y su durabilidad lo hacen idóneo para usos culinarios.

Cada tonelada de cáñamo producida elimina 1,63 toneladas de dióxido de carbono. El plástico de cáñamo es un popular aislante en la construcción. También lo encontramos en la electrónica, juguetes e incluso en automóviles.

 

6.- Leche

Con la caseína, la proteína de la leche, se ha fabricado plástico durante siglos, pero la variedad petrolera lo desbancó.

Las nuevas tecnologías combinan caseína con arcilla y fermentos para producir mejor plástico que en sus inicios. Se encuentra en las burbujas de los detergentes y quiere expandirse a la industria alimentaria, farmacéutica y agroquímica.

 

7.- Maíz

El Porexpán hace más contaminantes los envíos. Afortunadamente, algunas empresas lo sustituyen por alternativas al plástico como el relleno de almidón de maíz. Ecológico y libre de electricidad estática.

De almidón de maíz es la cubertería desechable de Bakeys Edible Cutlery. Lleva sal para comerla como último bocado.

 

8.- Platanera

Unas 25.000 toneladas de fibra natural se pierden en Canarias cada año tras la cosecha del plátano. Con el plásticode platanera se pueden hacer tanques de agua y conos de tráfico.

Según datos de la Universidad de Newcastle, ingerimos a la semana una tarjeta de crédito en microplásticos. Los residuos químicos alteran las hormonas del cuerpo y se apuntan como responsables de hipertensión, cardiopatías e incluso cáncer.

No hay razón para ponernos en peligro cuando existen alternativas al plástico seguras como estas. ¿Las conocías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.